En casa como en ningún sitio

July 29, 2016

 

 

Hace unos dos meses me pidieron una sesión de fotos de embarazada, pero tenía que ser algo diferente.

La sesión tenía que ser en casa de los protagonistas, algo que es bastante habitual en mi forma de trabajar, y las fotos deberían ser naturales sin demasiados posados, o al menos parecerlo.

 

Después de hablar con la principal protagonista de la sesión (porque ella era la escéptica en cuanto a hacerse fotos embarazada) y aclararme cual era la idea que tenía a cerca de las fotos, me puse manos a la obra buscando ejemplos que me sirvieran de inspiración. Porque lo mejor para hacer fotos, es ver fotos... muchas fotos.

 

"Lo mejor para hacer fotos, es ver fotos... muchas fotos"

 

 

 

 

Pinterest es una buena opción para buscar inspiración, no solo viendo fotografías directamente sino buscando espacios, en mi caso comunes en todas las casas. Para así ir haciéndome una idea de los diferentes sets que puedo preparar en la sesión sin haber visto antes la casa en la que se va a realizar. Instagram también puede ser una granfuente de ideas, siguiendo a la persona indicada puedes aprender como hacer las cosas e incluso a veces, como no hacerlas.

En una libreta (algo "rústico" lo sé, para los tiempos que corren) voy apuntando las ideas que voy encontrando y otras que se me van ocurriendo. Ya se sabe... una cosa trae a la otra y al final, se te va la olla apuntando cosas (que nadie se fije en los dibujos, que lo mío es la foto). Diferentes sets, posibles fotos en cada set, poses (sin posar)... Etc. Este va a ser mi guión el día de la sesión.

 

Seguidamente trato de pensar en los problemas que me puede dar la iluminación y las soluciones a aplicar, fijar la hora a la que va a ser el shooting y el material que debo llevar para que no me falte de nada en el momento de disparar.

 

Llega el día de la sesión!! Una vez llego a la casa la anfitriona me enseña los espacios. Bien!! están todos esos que había apuntado en mi guión: un sofá, una cama, una puerta, la cocina y la habitación del niñ@, no era complicado en todas las casas hay de eso. Mientras me va enseñando, ya voy pensando en donde colocar la posible iluminación, vamos adelantando trabajo.

Una charla antes e empezar a trabajar siempre viene bien para relajar la tensión de los "modelos" de esa tarde y de la fotógrafa también. Al fin y al cabo con un poco de confianza todo sale mucho más natural. De hecho mi experiencia me dice que las mejores fotos no son las primeras sino cuando la sesión ya casi se está acabando.

Mi forma de trabajar es pausada, creo que vale la pena pasar un poco mas de tiempo intentando que todo sea correcto y la situación sea lo mas cómoda posible, pues todo esto se nota en el resultado final. Pasar un poco mas de tiempo en la toma es ahorrarlo en la postproducción.

 

Y una vez analizado y con protagonistas y trabajadores relajados comienza la sesión.

 

 

Mención especial para los "pasadores" y mi ayudante ese día, sin sus risas y su ayuda nada habría sido posible.

Inmejorable plató.

Trabajar así es muy fácil.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now